Fruseca
Proceso

 

El proceso industrial que seguimos para el descascarado de la almendra es mediante la maquinaria mecánica más moderna existente en el mercado.

La almendra en cáscara se rompe mediante la utilización de máquinas partidoras, se clasifica mediante distribuidoras por tamaños del grano, se separa el grano de la cáscara por cribado y posterior ventado, mediante las llamadas separadoras, compuestas por cribas de diferentes tamaños y ciclones de aire. El grano que todavía lleva cáscara mezclada, es enviado a maquinas electrónicas para su separación óptica, quedando libres de materias extrañas o cácaras.
El grano obtenido es almacenado en silos especiales secadores de aire caliente para obtener la humedad adecuada. Una vez seco este grano pasa por cintas transportadoras, a un nuevo control ocular por personal especializado. Durante esta fase se elimina definitivamente cualquier impureza o cáscara.
La cáscara, ya limpia de grano, se envía al almacén de cáscara de almendras para su comercialización como subproducto.
Finalmente la almendra es sometida a diferentes controles de calidad, se procede al envasado de big-bags, sacos o cajas, y es almacenada en cámaras frigoríficas para mantenerla en perfectas condiciones y ofrecer al consumidor un producto de calidad.

Galeria Galeria Galeria Galeria